Luthería en Rancagua

 

El oficio y la tradición en construcción de instrumentos musicales en la ciudad de Rancagua, por falta de difusión y desconocimiento, carecen de reconocimiento regional, pero si a nivel nacional e internacionalmente. Como en muchas otras actividades artísticas, el prestigio y renombre nace en el exterior antes que en el propio territorio.

Guitarras Mardones    www.mardonesguitars.com

Rafael Mardones, quién nació, vivió y trabajó en Sewell como empleado de el Teniente, comienza inicialmente en esa aislada ciudad a construir guitarras en maderas chilenas, que se han desarrollado
a tal punto que artistas de fama internacional como Caetano Veloso se sirve de ellas para mostrar su arte.

Por el año 77 incorpora como aprendiz y ayudante a su hijo Rafael , quien en los años 80 ya comienza a fabricar sus propios instrumentos, pero siempre trabajando juntos y desarrollando  en equipo la personalización de la “Guitarra Mardones”

Sólo recién en el año 2000, Mardones padre se retira de la luthería en forma efectiva, dejando en las manos de su hijo Rafael Jr., la misión de su más notable visión.

Christian Gonzalez Céspedes   www.cgcflautas.cl

    En 1987 se comienza a construir otra historia, la fabricación de flautas y oboes de madera por parte de Christian Gonzalez Céspedes, quien en la procura de crear instrumentos apegados a la tradición, emprendio su búsqueda con las maderas que encontraba en su alrededor. Este proyecto al corto tiempo, es avalado por los más altos exponentes del instrumento en Chile y el mundo, que hoy exhiben e interpretan sus flautas traversas Rancagüinas en notables escenarios internacionales.

La carencia de la difusión y exhibición en espacios públicos regionales de sus oficios, van en desmedro
de sus raíces y porqué no decirlo de nuestro patrimonio. Es por esta fundada razón que se expondrán durante estas Jornadas, en recintos del Museo regional de Rancagua.

Hoy más que nunca, en que necesitamos de nuestros acervos culturales para enfrentar el nuevo siglo del país y la región, que el oficio de la artesanía en instrumentos musicales de manufactura regional tenga el espacio correspondiente, un espacio de exposición y difusión en las escuelas artísicas regionales y el nuevo festival internacional de música Patrimonial, que se perfila en nuestra linea, osea, hacer de nuestra región el primer centro abierto musical del País. Donde especialmente los escolares y público en general vean flautas, oboes, guitarras Laúdes para que así se enteren de esta tradición, que en adjunto a Rafael Mardones es orgullo regional.